José María PINTO

 

 

 

 

José María Pinto

presenta una obra que se encuadra en el «realismo pop»

 

El artista se fija en las escenas cotidianas y en los detalles que pasan desapercibidos.

 

JESÚS HERNÁNDEZ. Realismo pop, según confesión de parte. El urbanismo con la figura integrada naturalmente. Zamora, también, observada con la mirada atenta. Eso recoge, mayoritariamente, la obra pictórica de José María Pinto, que se expone en la galería Espacio 36. El artista de Baracaldo (Vizcaya) convoca, en sus óleos sobre tabla -son 26, de distinto tamaño-, a través de pinceladas sueltas, a la belleza que refleja la realidad de un tiempo: la vida que camina anónima por rúas y plazoletas, que va a sus negocios y viene a sus laboreos. En esos elementos arquitectónicos que identifican a la urbe no se encontrará nada que rememore al arte turístico convertido en antigua estampa. La muestra, inaugurada ayer, ofrece una pintura que también interesa a otros creadores.

 

«Realizo una pintura urbana. El centro de atención son las escenas cotidianas y los detalles que pasan desapercibidos. Sucede que no nos fijamos en ciertas armonías y luces», explica Pinto. Trabaja los colores planos, alejados de los chisporroteos.